Con motivo del Día Mundial del Corazón, Aceites de Oliva de España informa que seguir una dieta saludable y equilibrada, complementada con aceites de oliva puede tener un efecto muy positivo en nuestra salud cardiovascular

El ácido oleico, el principal componente de los aceites de oliva, es un aliado contra este tipo de enfermedades ya que es una grasa monoinsaturada que, cuando sustituye el consumo de grasas y aceites ricos en ácidos grasos saturados, puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades coronarias. Para alcanzar este beneficio para la salud, la FDA recomienda consumir aproximadamente 20 gramos de aceite de oliva/ácido oleico al día, lo que equivale a una cucharada y media.

“Hemos podido verificar que consumir 40 ml de aceite de oliva extra virgen al día, dentro de una dieta mediterránea, puede reducir complicaciones vasculares en más de un 30%”, señaló Ramón Estruch, coordinador del estudio PREDIMED, el estudio sobre salud y alimentos más influyente del mundo. En este ensayo multicéntrico (realizado en España entre 2003 y 2010) se encontró que los beneficios de consumir aceite de oliva extra virgen se enmarcan dentro de una dieta saludable.

Casi la mitad (48 por ciento) de los adultos en los Estados Unidos tienen algún tipo de enfermedad cardiovascular, según las Estadísticas de accidentes cardiovasculares y enfermedades coronarias de la Asociación Estadounidense del Corazón, el principal referente científico del mundo en cardiología. Específicamente, las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos están asociadas con 1 de cada 3 muertes en los EE. UU.

Foto: Aceites de Oliva de España